Un exclusivo pequeño productor de mezcal artesanal buscando entrada en el mercado de licores en la ciudad de Nueva York.

El desafío: Hacer correr la voz acerca de un nuevo mezcal en el mercado en un campo cada vez más saturado de este destilado y dentro de los parámetros de publicidad de licores.

Para Espíritu Lauro decidimos llevar la historia al consumidor con el Proyecto del DIARIO LAURO. Seleccionamos cuidadosamente a diez “creadores de tendencias” neoyorquinos que accedieron a hacer suya una botella de Espíritu Lauro, escribir mensajes semanales y subir fotos de ellos disfrutando del mezcal en nuestra página web Diario Lauro. A partir de ahí hemos añadido otros diez y construimos una comunidad alrededor de este distinguido mezcal. Junto con las fiestas de promoción y degustaciones hemos sido capaces de ir a restaurantes y construir una base de seguidores de las vivencias e historias de lo embajadores del producto.